Katyusha

Katyusha, una canción para héroes

La palabra Katyusha, diminutivo del nombre Ekaterina, comúnmente se le reconoce por ser también el nombre de la primera arma lanzacohetes soviética.

Para los extranjeros, Rusia invariablemente despierta un gran interés, y por eso millones de turistas la visitan cada año. Quieren conocer de primera mano la patria de Alexander Pushkin, Fyodor Dostoevsky y Yuri Gagarin. Admirar el ballet del Teatro Bolshoi y asegurarse de que los osos realmente deambulan por la Plaza Roja. Que los perros usan el metro de Moscú como los humanos (Mitos occidentales sobre Rusia).

Además, los extranjeros asocian a Rusia con las matrioshkas, balalaikas, botas de fieltro y samovares. Pero, no podemos olvidar uno de sus símbolos musicales: la canción “Katyusha”. Una canción que tan pronto como apareció, ganó tanta popularidad de inmediato que fue clasificada entre los tesoros nacionales del pueblo ruso.

Historia de la canción Katyusha

En 1938, un poeta talentoso, Mikhail Isakovsky, que comenzó su carrera creativa a una edad temprana en su región natal de Smolensk; había estado trabajando con éxito en Moscú durante siete años.

Nacimiento de la poesía Katyushka

Las canciones basadas en sus poemas, en su mayoría dedicadas a temas rurales, inmediatamente recibieron fama nacional. Fueron cantadas con éxito en todo el país, tanto por artistas profesionales como por artistas aficionados.

Mikhail Vasilyevich abordó la creación de sus textos de manera muy responsable y, por lo tanto, trabajó en ellos lentamente. Sin embargo, el poeta escribió dos cuartetas de una sola vez sobre una niña llamada Katyusha (Katia o Ekaterina); quien, saliendo a la orilla del río, cantó una canción sobre su amante.

Más tarde, la creación del texto se ralentizó, ya que Isakovsky no pudo decidir hacia dónde dirigir más la trama de esta composición. Sin embargo, el poeta no se obsesionó, sino que simplemente pospuso los poemas hasta tiempos mejores. De repente volvió a ser visitado por una inspiración especial, esto sucedió a principios de 1938.

Presiones

Unos meses después, o mejor dicho, en abril 1938, hubo una reunión que resultó ser fatídica para la futura famosa canción. En el departamento literario del periódico Pravda, el poeta Mikhail Isakovsky conoció al compositor Matvey Blanter. Matvey quien no solo ocupó el cargo de director artístico de la Orquesta Estatal de Jazz de la URSS; sino que también se consagró como compositor de canciones populares.

En una conversación, el compositor le preguntó al popular poeta si tenía algún poema al que pudiera ponerle música para una nueva canción.

Fue entonces cuando Mikhail Vasilievich recordó sus poemas inacabados sobre una niña llamada Katyusha. Con una reserva sobre lo incompleto del texto poético, escribió ocho líneas compuestas en una hoja de papel y se las entregó a Blanter.

Mijaíl Vasílievich Isakovski
Katyusha
Retrato de Mijaíl Vasílievich Isakovski

El compositor, después de haber leído las cuartetas, inmediatamente sintió en ellas una entonación melodiosa inusual. Sin embargo, mientras componía una melodía, pasó por muchas opciones hasta que encontró, en su opinión, una que merecía atención.

Un mes después, Blanter volvió a ver a Isakovsky, y en la reunión le informó al poeta que la música para sus poemas había sido escrita y la canción era buena, y por lo tanto había que completar el asunto, es decir, había que añadir las palabras.

Mikhail Vasilyevich prometió completar la composición lo antes posible, pero no cumplió su promesa; en el último mes de verano se fue a descansar a Crimea.

El compositor Matvéi Isaákovich Blánter

Primera versión de la canción

Sin embargo, Matvey Isaakovich fue muy persistente y, al enterarse del lugar de estancia de Isakovsky, lo alcanzó en Yalta. Blanter informó al poeta que la composición ya había sido anunciada en el programa del primer concierto de la Orquesta Estatal de Jazz y. De esta forma fijo un plazo de dos días, indicó que la canción debía estar lista de inmediato.

Para Mikhail Vasilyevich, a quien no le gustaba que lo presionaran y lo obligaran a trabajar, estos fueron días difíciles. Sin embargo, le proporcionó al compositor seis variantes de los versos finales de la canción, más tarde llamada “Katyusha”, en el tiempo señalado.

A Matvey Isaakovich le gustó más la versión, en la que la niña Katyusha transmitió amorosamente sus saludos al guardia fronterizo que custodiaba la Patria.

Situación política en aquel entonces y el estreno de la canción

Proteger la patria de las invasiones de los enemigos en ese momento problemático, cuando los samuráis japoneses constantemente realizaban incursiones provocativas cerca del lago Khasan, y España ardía en las llamas de la guerra civil, era primordial y, por lo tanto, no podían pasar por alto ni siquiera en una composición lírica.

El estreno de la canción “Katyusha”, como prometió Blanter, tuvo lugar en el concierto debut de la Orquesta Estatal de Jazz dirigida por Viktor Knushevitsky en noviembre de 1938 en la Sala de Columnas de la Casa de los Sindicatos.

La composición fue interpretada con tanto entusiasmo por Valentina Batishcheva, de veintidós años, que la audiencia se enloqueció y los aplausos no pararon, incluso le pidieron a la cantante que interpretara la nueva canción tres veces seguidas.

La primera grabación de “Katyusha” se realizó en el año 1939 y, como resultado, los discos se agotaron debido a la gran demanda. Ya en aquel momento, la composición ganó tanta popularidad instantáneamente y se cantó en ciudades y pueblos, en lugares de música pop y fiestas familiares festivas.

Katyusha
La cantante Valentina Batishcheva

Datos interesantes

Durante la gran guerra Patriótica, el cariñoso nombre de “Katyusha” fue dado al arma de fuego de salva BM-13, que causó pánico a los nazis.

Porque se le llamó Katyusha al lanzacohetes

No hay una versión única de por qué la formidable arma lanzacohetes comenzó a llamarse así. Hay varias opciones que se consideran las más justificadas.

  • Según una de estas versiones, para el primer bautismo de fuego, en julio de 1941, el cálculo del capitán Flerov para destruir las acumulaciones de equipo militar y mano de obra enemiga estacionada en el nudo ferroviario de Orsha se encuentra en una montaña alta. Se lanzó Una poderosa rafaga de cohetes, al volar, los cohetes emitían un sonido agudo producido por una especie de plumaje de los misiles lanzados. Este hecho causó un fuerte daño al enemigo, impresionó tanto a los soldados que compararon con el mismo entusiasmo lo que estaba sucediendo con la canción “Katyusha”.
  • Otra versión según la cual la legendaria arma de la segunda guerra mundial recibió un lindo nombre de soltera. Es posible que su nombre esté relacionado con la marca de fábrica del fabricante de las primeras máquinas, es decir, la letra “K” de la planta de Voronezh. Kominterna, así como las etiquetas “KAT” en los cohetes utilizados en ellos.
  • Otra versión según la cual el lanzacohetes recibió el nombre de “Katyusha” en honor a la canción del mismo nombre. Debido al secreto del BM-13, el comando ordenó a los soldados que usaran las palabras “Tocar” o “Cantar” en lugar de los comandos “Vuela” y “Disparar” al bombardear las posiciones enemigas.

La canción de Blanter e Isakovsky “Katyusha” durante la Gran Guerra Patria fue tan popular que se convirtió en un símbolo informal del período de máxima dificultades para la nación.

Primera versión de Katyusha

Alteraciones del texto de la canción

El texto de la composición fue alterado por el folclore de acuerdo con diferentes direcciones de la trama.

Con la melodía de “Katyusha”, los soldados, en líneas que no eran del todo perfectas, pero que salían del corazón, prometían a sus seres queridos defender su Patria sin perdonarles la vida.

En las alteraciones de primera línea, se contó sobre el coraje de los soldados del Ejército Rojo, sobre el movimiento partidista, sobre las valientes niñas que, siendo enfermeras, pilotos y francotiradoras, lucharon heroicamente con el enemigo junto con los hombres.

Por ejemplo, una versión de la canción estaba dedicada a Katerina Pastushenko, una valiente ametralladora que mató a muchos nazis.

Versiones internacionales de la Katyusha

Después de la guerra, los investigadores recopilaron más de cien adaptaciones de la legendaria canción.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en algunos países la canción “Katyusha” sonaba como un himno llamando a la lucha por la liberación contra los invasores fascistas.

Hoy en día, nadie puede decir con seguridad cómo llegó el Katyusha a Europa, que estaba gobernada por los nazis, pero según una versión, fue adoptado de los prisioneros de guerra soviéticos que escaparon de los campos nazis y luego lucharon en la Resistencia.

En Italia

Entonces, en Italia, siguiendo el ejemplo de “Katyusha”, el comandante del destacamento partidista, el doctor Felice Cachone, de veinticinco años, en 1943 compuso una canción patriótica que comienza con las palabras “El viento silba”.

En Grecia

La melodía de “Katyusha” también formó la base del himno de los participantes del Frente de Liberación Nacional de Grecia, que unió durante la Segunda Guerra Mundial a varias fuerzas patrióticas del país en la lucha contra el fascismo, y los partisanos búlgaros utilizaron la canción como contraseña.

“División Azul” española

Increíblemente, las reelaboraciones variantes de la canción “Katyusha” también fueron cantadas por extranjeros que lucharon del lado de Alemania. A saber, la “División Azul” española tuvo una marcha no oficial llamada “Primavera”, una versión modificada de una popular canción soviética. Los españoles escucharon el Katyusha cuando llegaron a la línea del frente cerca de Leningrado.

Creación del museo en honor al poeta

En 1943, Mikhail Isakovsky recibió el Premio Stalin por varias de sus obras poéticas, incluida “Katyusha”. Tras la liberación de su región natal de Smolensk de los nazis, el poeta envió esta recompensa a sus compatriotas para la construcción de la Casa de la Cultura.

Inicialmente, los residentes del pequeño asentamiento Vskhody a orillas del río Ugra instalaron una gran roca y le colocaron una placa de cobre con la imagen de una niña y las líneas de la famosa composición, y luego decidieron organizar el Museo de la Canción Katyusha.

Durante casi cuarenta años, los trabajadores de la Casa de la Cultura, construida a expensas de Mikhail Vasilyevich, recopilaron todo lo relacionado con la vida y obra del destacado compatriota. El museo conmemorativo de Isakovsky y su canción “Katyusha” se inauguró en 1985.

Isakovsky en sus poemas a menudo mencionaba el nombre de Katyusha. Cuando se le preguntaba al poeta sobre esta pregunta, siempre evadía la respuesta. Quizás Mikhail Vasilyevich no quería llevar a la discusión pública lo que concernía a su vida personal.

Sin embargo, muchos investigadores del trabajo de Isakovsky mencionan constantemente a una mujer que recibió ese nombre. Esta es la primera maestra del poeta, Ekaterina Sergeevna Goranskaya, una mujer increíble que desempeñó un papel muy importante en su desarrollo creativo.

La canción Katyusha en la actualidad

En la actualidad, la legendaria canción “Katyusha” es muy conocida y cantada en diferentes países del mundo.

Sus traducciones y varias transcripciones de variantes de texto suenan en muchos idiomas, incluidos italiano, alemán, francés, japonés, mongol, vietnamita, búlgaro, húngaro, checo, hebreo e inglés.

Cabe señalar que la canción Katyusha es tan querida en China que la consideran una canción popular y marchan en desfiles militares al son de ella.

En el Imperio Celestial, un canal de televisión que transmite en ruso se llama “Katyusha”. Los cantantes pop chinos de hoy crean versiones tan interesantes de esta composición tan popular que están haciendo estallar Internet.

El contenido y la letra de la canción “Katyusha”

“Katyusha”, en esta composición lírica, con gran sinceridad, se canta la brillante relación romántica de una simple niña rusa y su amante, un guardia fronterizo que defiende las fronteras de la Patria.

Los autores de la canción revelan con entusiasmo el tema del amor y la fidelidad al mismo tiempo, infundiendo orgullo y evocando sentimientos patrióticos, recordándoles la lealtad al deber militar: defender su Patria natal.

La composición se abre con una descripción de un apacible paisaje primaveral adornado con manzanos y perales en flor, así como nieblas que flotan sobre el río.

Luego, el autor en el texto habla sobre la niña Katyusha, que llega a la orilla del río y canta una canción:

Dirigida a su amado, que sirve en la frontera, la niña le asegura a su amado que ella también protege cuidadosamente su amor, como él protege la paz de la Patria.

Cabe señalar que “Katyusha”, concluida por los autores en cinco versos, se distingue por la unidad orgánica del texto poético y la melodía.

Por un lado, la franqueza de las líneas poéticas (trochee con rima cruzada). Por otro lado, la simplicidad de una melodía memorable, brillante y de marcha de baile, son hábilmente combinadas por el poeta y el compositor en un todo único, lleno de gran poder lírico y encanto.

“Katyusha”, en la actualidad, esta canción, creada por el poeta Mikhail Isakovsky y el compositor Matvey Blanter, sigue siendo una de las más famosas canciones de origen ruso. Habiendo logrado conquistar casi todo el mundo, se ha vuelto verdaderamente internacional.

Canción de los héroes

Durante la Segunda Guerra Mundial, la canción Katyusha calentó las almas de los soldados con su calidez y también encendió los corazones de los combatientes de la resistencia. Como resultado, se convirtió en un símbolo memorable de la Gran Victoria en una guerra sangrienta.

Traducción de la canción Katyusha

Los manzanos y perales estaban en flor
La niebla flotaba sobre el río
Katiusha salía hacia la rivera
Hacia la alta rivera, hacia la empinada
Katiusha salía hacia la rivera
Hacia la alta rivera, hacia la empinada

Salió y comenzó una canción
Sobre el águila gris de la estepa
Sobre aquel a quien ella amaba
Sobre aquel de quien guardaba las cartas
Sobre aquel a quien ella amaba
Sobre aquel de quien guardaba las cartas

Oh tú, canción, cancioncilla de la muchacha
Vuela sobre el Sol radiante
Y al soldado en el lejano frente
De Katiusha dale recuerdos
Y al soldado en el lejano frente
De Katiusha dale recuerdos

Él recuerda a la humilde muchacha
Y que escuche su claro cantar
Pues volvera a la tierra de su patria
Y su fuerte amor ella tendra
Pues volvera a la tierra de su patria
Y su fuerte amor ella tendra

Los manzanos y perales estaban en flor
La niebla flotaba sobre el río
Katiusha salía hacia la rivera
Hacia la alta rivera, hacia la empinada
Katiusha salía hacia la rivera
Hacia la alta rivera, hacia la empinada

 

Viajar a Rusia

En Excursiones en Rusia, siempre intentamos de dar a los viajeros a este gran país la oportunidad de disfrutar de lo mejor que ofrece cada ciudad, Moscú y San Petersburgo entre otras ciudades.

Si tienes planes de viajar a Rusia, no dudes en contactarnos y les ayudaremos a planificar a la perfección cada día que vas a disfrutar durante su viaje.

Ir arriba